Aprovechar los bienes colectivos de un territorio a través de la generación de valor público y social es la expresión máxima de al acción colectiva.  Así lo entiende el Quindío, el Departamento más pequeño en territorio de Colombia pero uno de los mejores dotados en materia ambiental.  El valor asociado a sus servicio socioecosistémicos son de magnitud importante, los retos para aprovecharlo y apropiarlo por parte de sus pobladores no son menos importantes.  Para ello el Departamento del Quindío en su compromiso por lograr un territorio verde, está construyendo de forma participativa, colectiva y cooperativa un Mecanismo de Gobernanza del Patrimonio Hídrico y de Inversión en Servicios Ecosistémicos asociados al Agua  o “Fondo de Agua del Quindío”. 

La relación compleja de beneficios y retos en el Quindío es de vieja data. El expedicionario Von Humboldt a su paso por el Quindío en 1803 ya sugería que "...con doce bueyes cargados con sus instrumentos, pertenencias, colecciones científicas, viandas, petacas e instrumentos científicos, transitaron camellones llenos de tragadales, precipicios y desfiladeros bajo el incesante acecho de fieras, torrenciales aguaceros, relámpagos y truenos retumbantes. Peligros todos estos compensados por climas dulces y templados, agraciadísimos y gratificantes paisajes, y de prodiga biodiversidad con especies como la palma de cera y la Mutisia grandiflora."  El reto continua.

Territorios con retos similares y quizás con oportunidades más reducidas han comenzado a hacer uso de herramientas de planificación y gestión para la generación de valor en múltiples dimensiones asociadas al agua.  Por ejemplo, los Mecanismo del Agua han contribuido al fortalecimiento y al manejo integrado de las cuencas, con un  fortalecimiento notable en  la gobernabilidad de los recursos hídricos, a través del financiamiento de acciones de conservación de largo plazo y a través de unir a los actores relevantes en la gestión hídrica.  

 

Los desarrollos de Fondos de Agua de tercera generación donde se articulan de forma consistente gobiernos y actores públicos con actores privados locales y externos, sociedad civil y plataformas de innovación se han convertido en el camino adecuado para desbloquear el potencial de territorios con oportunidades similares al departamento del Quindío. Dichos fondos, que se convierte en bienes públicos locales, brindan a las empresas, los gobiernos y la sociedad civil una solución eficaz para influenciar e impulsar la conservación del capital natural en forma sostenible, y devuelven la consistencia en la gobernanza del territorio a las comunidades locales. Por último, constituyen una alternativa eficaz para combinar infraestructuras verdes y grises como solución a largo plazo a fin de garantizar un equilibrio hídrico para las ciudades.

En nuestra visión este mecanismo se ancla integralmente en la profundización del monitoreo y control social para garantizar los niveles de gobernanza, transparencia y confianza de los actores involucrados.  De esta manera el instrumento de aprovechamiento de los servicios ecosistémicos se convierte en un esquema piloto a nivel nacional, alineado completamente con la visión del Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible.   El mecanismo a ser desarrollado deberá garantizar la toma de decisiones colectivas y transparentes sobre los bienes que componen el patrimonio hídrico del Quindío para garantizar su condición pública y común; mientras de otro lado permitirán la democratización y eficiencia en la atracción, gestión, ejecución, monitoreo y evaluación de inversiones que permitan incrementar el valor derivado de los servicios ecosistémicos a través de instrumentos y plataformas idóneas y transparentes de mercado (pagos por servicios ecosistémicos). 
 

Quindío

& la Gobernanza del Agua y el Territorio

Aliados que han colaborado en estos proyectos